«Si la familia humana desea acabar
con la Trata de Personas, la sociedad
misma tendrá que cambiar”.

Papa Francisco, Orientaciones Pastorales contra la Trata

El próximo 30 de julio se conmemora el Día Internacional contra la Trata de Personas, un delito que mueve miles de millones de euros y que afecta, según la Organización Internacional del Trabajo, al menos a 21 millones de personas. La trata de seres humanos implica la explotación de mujeres, niñas, niños y hombres con diversos fines: desde el trabajo forzoso a la explotación sexual pasando por el tráfico de órganos o la utilización de menores para la mendicidad

Es una realidad que existe en todos los países del mundo, ya sean como país de origen (lugares desde donde salen las víctimas), de destino (donde son explotadas) o de tránsito. Y, a veces, las víctimas de trata están más cerca de lo que pensamos.

La comunidad internacional, incluida la Iglesia católica, se ha propuesto luchar contra la trata de personas en todas sus formas y desde el IBVM queremos dedicar las próximas cuatro semanas a hablar sobre diversos aspectos de esta realidad, siguiendo las Orientaciones Pastorales sobre la Trata publicadas por la sección de Migrantes y Refugiados del Vaticano como fruto del trabajo de diferentes expertos en el tema.

Los miércoles del mes de julio, hasta el día 30, los dedicaremos a analizar estas cuestiones, deteniéndonos en cada una de ellas y nuestras propias actitudes y acciones. Serán sólo unas pinceladas pero esperamos que sirvan para despertar conciencias y sensibilizarnos sobre esta realidad. 

Descarga aquí el documento que hemos preparado.

Share This