En nuestras vidas, la espiritualidad teje los hilos que dan forma a la esencia misma de nuestra existencia. Es el suave susurro que nos impulsa hacia adelante, inspirando una pasión por la vida que trasciende fronteras y resuena de manera universal. Este impulso interno, una fuerza radiante dentro de nosotros, nos insta a vivir la vida de manera que no solo sea hermosa, sino profundamente significativa.

Para algunas de nosotras, esta energía divina encuentra su expresión más vívida en el arte, un elocuente ejercicio de creatividad que no conoce límites culturales ni geográficos. El arte se convierte en el lenguaje universal a través del cual comunicamos la profundidad de nuestra espiritualidad, compartiendo la belleza y el significado que residen en nuestras almas. En nuestro camino por la vida en la Vida Religiosa, las diversas expresiones de este impulso interno crean un rico tapiz que nos une a todas, recordándonos que, en nuestro núcleo, estamos conectadas por el hilo común de una existencia profundamente espiritual.

Arlene Ashack IBVM, de Estados Unidos, es una persona cuya vida refleja esta vivencia espiritual y ejemplifica el poder transformador de esta fuerza interior. A través de su lente única, Arlene canaliza su espiritualidad en el cautivador mundo del arte. Sus creaciones son un testimonio del lenguaje universal que habla el arte, trascendiendo confines culturales o geográficos. Mira este video en el que Cecilia O´Dwyer IBVM, de España, entrevista a Arlene sobre su vida y su arte. Arlene reflexiona sobre su vivencia espiritual y el impulso que la llevó a fundar Anawin Arts en Chicago.

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad