Un tesoro trasmitido de generación en generación

Hoy voy a contaros la historia del tesoro de mi admiración por Mary Ward: mis dos abuelas, una nacida en 1854, y la otra más o menos igual, fueron pioneras en nuestros colegios, uno de España, en Cádiz, y Dolores, en Gibraltar. Sin nombrarla, allí fueron recibiendo su gran espíritu de fe en un Dios grande, a pesar de pandemias y también guerras. Siendo yo la tercera generación, recibí en mi casa y en el colegio de Castilleja, ese amor a la Virgen y a la Eucaristía, por lo que María Ward sufrió dolor y persecución. Ahora, mi agradecimiento aumenta al ver que esta admiración por nuestra fundadora se prolonga en la 4ª y 5ª generación…, llegando hasta Alemania.

Siendo ella alumna en Sevilla, la fue conociendo y admirando. Tuvo que vivir en Múnich por el trabajo de su marido, y allí se llenó de alegría al ver la calle de “Mary Ward”. Entró en una Iglesia en que estaban las religiosas de la CJ, disfrutando de su contacto y encuentro. Cuando volvió a España, sigue tratando de vivir su carisma. Tiene 3 hijas y un niño, la mayor con 6 años y medio, que siguen recibiendo ese conocimiento y vibrando con su cariño en el colegio de Bami.

¡Llegó el coronavirus! Enferma, recibió fortaleza y alivio de su fe y de su intercesión: estuvo confinada en casa, su marido le dejaba la comida en la puerta ¡y ella rezaba, pensaba y esperaba! con una estampa de Mary Ward debajo de la almohada.

Sus hijas, la sexta generación, con su devoción a esta gran mujer, han hecho un pequeño altarcito en un rincón del comedor, es el de la fotografía,

Recuperada de la enfermedad, ha vuelto a su trabajo y a la atención de los 4 hijos. Recordando su ánimo, con el que quiere ayudar a la gente en la difícil y bonita misión de la educación… por ello, me viene al pensamiento las siguientes palabras de nuestra querida Mary Ward:

«Solo las personas que aman de verdad son fuertes y capaces para todas aquellas obras buenas que habrán de hacerse en este mundo».

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad