Amigas y amigos quiero compartir algo que me ha estado dando vueltas en la cabeza últimamente y que creo que es motivo de celebración. Se trata de la idea de vivir en armonía, pero desde las distintas religiones que existen. Ya saben, esa sensación de paz, conexión y entendimiento que todos buscamos de alguna manera.

Pienso en cómo en el budismo o el hinduismo buscan la armonía interior, en el equilibrio y la liberación del sufrimiento. Y luego, en las religiones más occidentales como el cristianismo o el islam, la armonía se encuentra en la sumisión a lo divino y en la práctica de la justicia y la compasión.

Es genial notar cómo, a pesar de las diferencias, todo el mundo busca algo similar: paz y conexión. Y ahí está la razón por la que quiero celebrar esto. Celebrar la diversidad de caminos espirituales que existen, entender y respetar las diferentes formas en que cada uno busca su paz interior.

En este mundo tan conectado en el que vivimos, celebrar la posibilidad de vivir en armonía es como abrazar nuestras diferencias, aprender unos de otros y darnos cuenta de que, al final del día, todos compartimos ese deseo profundo de paz y significado.

Así que,

¡salud por la diversidad espiritual y la posibilidad de coexistir respetuosamente!

Que podamos seguir celebrando nuestras diferencias y encontrando esa armonía que buscamos, cada persona a su manera.

La Semana Mundial de la Armonía Interconfesional entre todas las religiones, confesiones y creencias es un evento anual que se celebra durante la primera semana de febrero desde 2011.

Cecilia O’Dwyer, Ibvm

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad