“Wangari Maathai vivió los tiempos convulsos de la independencia” así como Mary Ward vivió los tiempos convulsos de las persecuciones. Tormenta persecutoria, terca y sangrienta, tiempos muy difíciles los que vivió Mary. Era turbulenta y amarga, contexto social y espiritual muy tenso.

Maathai fue “Luchadora incansable”. Mary Ward fue una mujer que nunca se rindió, una luchadora incansable también. Alma Justa que tenía un fuego adentro caliente, rico de luz, y que lleva Mary a nunca parar. No la pararon sus debilidades, ni las contrariedades dentro de la comunidad, o en la Iglesia misma, ¡siempre mujer con paso adelante!

¿quiénes son los que nos inspiran incluso después de muertos? Quienes sirvieron a otros que no eran ellos».

Cuando el Papa Francisco estuvo en Cuba dijo “quien no vive para servir, no sirve para vivir”. Esta es la gente que recordamos, las personas que se ponen el delantal en la vida, que no se sientan en el sillón, que miran por la ventana y corren deprisa por las calles. Mary fue mujer incansable, servidora de la vida y de la fe, deseó que los demás pudieran llegar a ser plenamente felices.

Gracias Wangari Maathai, gracias Mary Ward, mujeres que siguen inspirándonos a creer en la vida y a ser luchadoras de cualquier batalla, mujeres originales e impredecibles, inspiradoras de un proyecto de libertad, justicia y verdad, mujeres de gran fe y buen humor.

#WangariMaathai #PremioNobel #Paz #Kenia #MaryWard #EspiritualidadMaryWard #GrandesMujeres #MujeresMaryWard #MujeresLuchadoras #IBVM #Libertad #Feminismo #Ecología #CinturónVerde #ArbolessonVida #Paz #Esperanza #ServiraOtros

Share This