DOMINGO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Resistencia

Poema de José María Rodríguez Olaizola

 

No te rindas,

aunque a veces duela la vida.

Aunque pesen los muros

y el tiempo parezca tu enemigo.

No te rindas,

aunque las lágrimas

surquen tu rostro y tu entraña

demasiado a menudo.

Aunque la distancia

con los tuyos

parezca insalvable.

Aunque el amor sea, hoy,

un anhelo difícil,

y a menudo te muerdan

el miedo, el dolor, la soledad,

la tristeza y la memoria.

No te rindas.

Porque sigues siendo capaz

de luchar, de reír, de esperar,

de levantarte las veces que haga falta.

Tus brazos aún han de dar

muchos abrazos, y tus ojos

verán paisajes increíbles.

Acaso, cuando te miras en el espejo,

no reconoces lo hermoso,

pero Dios sí. Dios te conoce,

y porque te conoce

sigue confiando en ti.

 

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad