pequeños gestos alegran el corazón

Muchos gestos he visto en los últimos meses que me han conmovido y he sentido la presencia de Dios.

Unos hijos que, para ver a su padre o su madre, confinados en su cuarto de la residencia, consiguen una grúa que les eleva para verlos desde la ventana. Su cara de alegría, y de asombro, llenaban el alma.

El propietario de un bar que tiene que cerrar y se encuentra un sobre con 30€ y una nota que dice: Sé que es dura la situación para ti, no podré tomarme el café que disfruto a diario, pero te envío el dinero, espero que puedas resistir.

Una pequeña inmobiliaria que comunica a sus inquilinos que hasta que finalice la pandemia, solo tendrán que pagar la mitad del alquiler.

La solidaridad de tantas personas anónimas que comparten para que muchas familias puedan tener alimentos, personas que trabajan gratuitamente para repartirlos.

La opción por comprar en los comercios del barrio para que no tengan que cerrar.

El que ama la vida y desea gozar de días felices, apártese del mal y practique el bien, busque la paz y siga tras ella.1 Pedro

Dios en su bondad, encuentra quien haga sus obras. Mary Ward

 

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad