JUEVES SANTO

Pan

Poema de José María Rodríguez Olaizola

 

Pan para saciar

el hambre

de todos.

Amasado despacio,

cocido en el horno

        de la verdad hiriente,

        del amor auténtico,

        del gesto delicado.

 

Pan partido,

multiplicado al romperse,

llegando a más manos,

        a más bocas,

        a más pueblos,

        a más historias.

 

Pan bueno,

vida para quien yace

en las cunetas,

y para quien dormita

ahíto de otros manjares,

si acaso tu aroma

despierta en él la nostalgia

de lo cierto.

 

Pan cercano,

en la casa que acoge

a quien quiera compartir

        un relato,

        un proyecto,

        una promesa.

 

Pan vivo,

cuerpo de Dios,

alianza inmortal,

que no falle

en todas las mesas.

 

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad