Mary Ward fue una apasionada incansable de la Verdad en su vida. Tenemos numerosos escritos en donde nos dice qué es para ella la verdad. Destaco algunos de ellos:

“¡Amad la verdad! ¿Quién puede amar la mentira? Y todas las cosas que no se corresponden con lo que en realidad son, son mentira. O ¿Quién puede amar una criatura o un amigo que no es lo que es?

“No sé qué cosa podría recomendaros más que la verdad y la sinceridad…”

“Amad la verdad, buscad el conocimiento, no por el conocimiento mismo, sino po razón del fin donde nos conduce. Entonces seréis felices y capaces de ser de algún provecho para vosotras mismas y para los demás. Sin ella no valdréis nunca para nada…”

Por definición de la Real Academia de la Lengua la verdad es “conformidad entre lo que una persona manifiesta y lo que ha experimentado, piensa o siente” así como “adecuación entre una proposición y el estado de cosas que expresa” y la definición de bello es “que tiene o demuestra buenas cualidades morales o buenas intenciones”. Verdad que en ocasiones no presenta un rostro bello.

Sin embargo, es desde sus escritos y estas definiciones donde entiendo la verdad unida a lo bello que se aúnan en la definición de autenticidad “Acreditado como cierto y verdadero por los caracteres o requisitos que en ello concurren. Consecuente consigo mismo, que se muestra tal y como es” y la definición de coherencia “Conexión, relación o unión de unas cosas con otras. Actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan.” Y entonces si podremos decir con Nadine Gordimer que la persona, hombre o mujer, de verdad es bella.

#NadineGordimer #PremioNobel #Literatura #Sudáfrica #MaryWard #EspiritualidadMaryWard #GrandesMujeres #MujeresMaryWard #IBVM #StopRacismo #StopApartheid #Libertad #Sida #VIH

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad