La fidelidad es una decisión…

El perdón es una decisión…

¡El amor es una decisión!

Madre Teresa sabía que lo importante es amar cueste lo que cueste, aunque se sufra, y eligió hacerlo sonriendo. El sufrimiento nos hace tomar conciencia profunda de la realidad de los demás y ella se entregó a los más pobres, a los que comprendió y acompañó de manera inigualable. Lo que ella llamó su “inspiración”, la “llamada dentro de la llamada” a fundar las Misioneras de la Caridad, supuso llevar al extremo el “amar a los pobres, perseverar en este amor, vivir, morir y resucitar con ellos” de la inscripción de la lápida del sepulcro de Mary Ward. ¡Mujeres decididas!

La oscuridad que atravesó Santa Teresa, su “noche oscura”, su desolación interior, supuso compartir con los pobres su soledad, su abandono y su rechazo. Participó así de la experiencia de abandono de Dios que sufrió el propio Jesús en su Pasión. Como Él, vivió la paz y la libertad del auténtico perdón, de vivir reconciliada, de perdonar del todo. También de Mary Ward decía una de sus compañeras que se esforzaba en perdonar del todo, en un perdón “recapacitado y que brotaba del corazón”, era más que un sentimiento. ¡Mujeres decididas!

Necesitamos mucho amor y humildad para perdonar como ellas.

#MadreTeresadeCalcuta #PremioNobel #Paz #Macedonia #MaryWard #EspiritualidadMaryWard #GrandesMujeres #MujeresMaryWard #IBVM #Loreto #India #Amor #Justicia #SialaVida #DiginidadHumana #Pobreza #Perdón #Santidad

Share This