Continuamos compartiendo propuestas relacionadas con la Laudato Sí y la conversión ecológica que propone el Papa Francisco.
Desde el Movimiento Católico Mundial por el Clima están liderando una campaña animando a retirar las inversiones de las compañías relacionadas con los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural), con el objetivo de reducir las emisiones de gases contaminantes y, en consecuencia, el cambio climático.

Para explicar mejor en qué consiste esta campaña, el próximo sábado, día 18, nos invitan a participar en este webinar, que tendrá lugar a las 17.00 horas en el que explicarán en qué consiste exactamente la iniciativa de inversiones éticas.

Podéis inscribiros aquí: 

Por el momento, ya se han sumado al movimiento diversas diócesis y organizaciones católicas, entre ellas la Conferencia Episcopal de Bélgica, distintas provincias de la Compañía de Jesús y Cáritas Internacional, que ha animado a sus sedes regionales a seguir el ejemplo. 

«La desinversión es una forma importante para que la Iglesia muestre liderazgo en el contexto del cambio climático», ha dicho el presidente de la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea (COMECE) y responsable europeo de Justicia y Paz, Jean-Claude Hollerich, quien también se ha sumado a la iniciativa.

Dentro de su labor de concienciación, el Movimiento Católico Mundial por el Clima ha elaborado una Guía de Eco-Parroquias / y ofrece pautas para completar en un máximo de cinco años una desinversión total o parcial en combustibles fósiles.  que incluye la idea de presionar públicamente a las compañías actualmente implicadas en la extracción de combustibles fósiles para que inviertan en energías renovables.

La desinversión en combustibles fósiles podría suponer un importante impulso para las energías renovables. Sin embargo, es preciso recordar también que el hecho de evitar los combustibles fósiles no convierte automáticamente al resto de inversiones en acciones responsables (otros tipos de empresas pueden estar provocando acaparamiento de tierras, vulneraciones de derechos humanos…), y las inversiones son generalmente parte de un mercado complejo en el que no siempre se es consciente de dónde se está invirtiendo.  Todo esto debe ir siempre asociado a nuestras propias formas de vida, con la reducción de nuestro consumo en energías contaminantes.

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad