En estos días, recordamos que Dios se hace presente en nuestro mundo trayéndonos un mensaje de paz y reconciliación entre todos los seres humanos, desde el respeto y la acogida, el diálogo y la búsqueda del bien común, sin olvidar que vivimos en un planeta que hemos de respetar y cuidar.

Deseamos de corazón que este mensaje llegue a todos los rincones del mundo y que el año 2020 venga cargado de bendiciones.

Share This