“APLICACIÓN DE SENTIDOS”

En éste mes ignaciano tan significativo para mí, quisiera unir estas dos almas gemelas: San Ignacio y Mary Ward. Ambos recibieron tres gracias fundacionales, tres “perlas” que fundamentaron sus vidas personales y las de sus seguidores/as hasta hoy, hasta nosotras…

AMBOS VIERON LA GLORIA DE DIOS

¿Qué SINTIERON?

  • Que el CORAZÓN se les ensanchaba…
  • Que sus OJOS lagrimeaban…
  • Que sus CUERPOS se estremecían…
  • Que sus OÍDOS escuchaban “GLORIA” y el ruido del agua acompañaba…
  • Que sus LABIOS SUSURRABAN “GLORIA” y cantaban y alababan y agradecían, y no había palabra que expresara aquello que sentían… que su INSPIRACIÓN cada vez era más honda y profunda y se clavaba en sus pechos apasionados por un AMOR que los sobrepasaba; que su EXPIRACIÓN de agitada a lenta se transformaba en SUSURRO…
  • Que sus MANOS, de fuertes empezaban a perder y comenzaban a JUNTARSE y OFRECERSE…
  • QUE sus PIES querían caer de rodillas y no podían…y ahí SUSPENDIDOS…”VIERON NUEVAS TODAS LAS COSAS”, vieron la “GLORIA DE DIOS”
  • Se ENCONTRARON CON SU AMADO y todo estaba bien, no había ya que pensar, no había nada que preocupar: el cielo había bajado y ellos habían subido. Ellos junto al Jesús que los apasionaba “Habían encontrado al AMOR”, para ellos y para nosotros…

AMBOS SON LLAMADOS A FUNDAR

FUNDAMENTAR, a “DAR FORMA” a aquel PRIMER ATISBO DE AMOR que atrapó sus corazones en aquella primera “NOVEDAD”

¿“CÓMO SERÁ ESTO”? Y Otra vez ¿QUÉ SINTIERON?

  • Que sus CORAZONES se llevaban de “MOCIONES ENCONTRADAS”…
  • Que los PENSAMIENTOS se cruzaban… “VÉ A VERLO, NO TE LAS VA A DAR”
  • Los pensamientos eran diversos ¿“CONVENDRÍA EMITIR UN TERCER VOTO”?…
  • Hay momentos en la vida que son “ÚNICOS”, parece encontrarnos en el fondo de la “U”, para luego reflotar, hundirnos y tocar nuestro “humus”, nos hace verdaderamente de Dios.
  • Es ahí donde nuestros OJOS se abren nuevamente para contemplar la luz en los ojos de hermanas/os para verlos de otro modo, no como un enemigo, sino como el que suma para “UNIR MENTES Y CORAZONES”, para ser circulares , para sentarnos todos y todas al mismo nivel porque nos sabemos “Ecclesia”, hijos/as de un mismo Padre.
  • Es ahí donde los OÍDOS parecen escuchar el “Effetá” y son capaces de escuchar “ACORDES” …
  • Es ahí donde nuestra RESPIRACIÓN se expande y nuestro cuello y hombros se sienten relajados, porque empezamos a SOLTAR…
  • Es ahí donde nuestras MANOS se vuelven a dar, a brindar, a colocarse en el hombro de las otras, del otro, donde el abrazo sana, se sana, perdona y escucha…
  • Es ahí donde nuestros PIES se aligeran y corren “LA VIÑA DE NUESTRO SEÑOR”, no nuestra viñita, sino esa que Dios ha preparado desde siempre para nuestra “COMPAÑÍA”.
  • Es ahí donde nace EL CUERPO ¡para la MAYOR GLORIA DE DIOS!
  • Es ahí donde nuestros LABIOS ya no pueden callar y con San Pablo dicen: “¡AY DE MÍ SI NO EVANGELIZARA!”

AMBOS RECIBIERON CONFIRMACIÓN

Ambos sintieron que el SUSURRO DE DIOS sellaba una Misión, un encargo de Dios para ellos y los que fuéramos invitados posteriormente a seguir sus huellas.

¿QUÉ SINTIERON?

  • Nuevamente sienten que sus CORAZONES SE ENSANCHAN…
  • Mary Ward acaba de sentir tres palabras que la identifican
  • VERDAD, JUSTICIA Y LIBERTAD…
  • San Ignacio acaba de sentir tres palabras que lo identifican
  • QUIERO QUE TU ME SIRVAS…
  • “TU” “ME”  EN “LIBERTAD”
  • “QUIERO” EN “VERDAD”
  • “SIRVAS” EN “JUSTICIA”

Mucha coincidencia, mucha PROVIDENCIA, mucha vida entregada al Servicio de Dios y de las/os hermanos/as, corriendo por las entrañas, la mente y el corazón de estas ALMAS GEMELAS!

Por Liliana Castro, CJ

Share This