Compartimos algunas noticias sobre cómo están viviendo las religiosas del IBVM la crisis del coronavirus en los distintos países en los que se encuentran presentes.

Desde la Casa General, en Roma, nos cuentan que están todas bien, reuniéndose regularmente e intentando avanzar y seguir conectadas con el resto del Instituto.  En estos días, a pesar de la cuarentena, se ha puesto en marcha la Oficina de JPIC, en la que están Pauline IBVM y Adina CJ, y además hay algunas religiosas de otras provincias que se encontraban en la capital italiana para realizar una formación.

En Australia y Asia del Sudoeste:

En toda la provincia, las hermanas han encontrado la comunión en el aislamiento y sintiendo el desafío de mirar hacia afuera en nuestra oración y acción. En Gari-uai, Timor Oriental, una de las religiosas está haciendo mascarillas protectoras para los miembros de la comunidad local. Los ingresos de sus ventas se destinan a la provisión de alimentos para las personas más necesitadas.

Ai-Thien, Ibvm, haciendo mascarillas para la comunidad local Gari-uai , en Timor Oriental.

En Vietnam, la comunidad ha tenido que interrumpir sus ministerios externos y en Filipinas se han suspendido los estudios de nuestras candidatas, aunque siguen viviendo en la casa, realizando estudios espirituales, mejorando su inglés, cultivando el huerto y manteniéndose en forma.

Las Hermanas de Australia han respondido creativamente para encontrar nuevas formas de orar y reflexionar juntas, y en su compromiso por trabajar por la Justicia, celebraron la Semana Santa con huevos de Pascua libres de esclavitud (el chocolate es un producto que lleva asociado un fuerte trabajo infantil, sobre todo en la recolección del cacao en África Occidental), un tema en el que llevan años trabajando. Otras están ayudando a la archivera con la traducción de documentos históricos y algunas se han implicado en la compra y distribución de bienes a familias recién llegadas.

En África del Este:

Reparto de alimentos para familias vulnerables en Kenia.

En los tres países que conforman la provincia, Kenia, Tanzania y Ghana, todas las escuelas y colegios han sido cerrados. Como provincia, mantenemos solo al personal de servicios esenciales. Es una situación difícil, ya que los gobiernos carecen de recursos para prevenir a las personas del impacto económico negativo. En muchos casos, el aislamiento para impedir la extensión del coronavirus supone la imposibilidad de conseguir alimentos. Se predice que la situación empeorará debido a los escasos recursos, especialmente en la atención médica y con muchas personas que viven en barrios marginales donde el distanciamiento social no es una opción.

Nuestras comunidades acuden en ayuda de las familias con alimentos y productos de primera necesidad. Se pronostica que los meses de mayo y junio pueden ser terribles con todos los efectos del desempleo y sin salarios. Mary Owens y Leonida Oriki han tenido que organizarse de la mejor manera posible para entregar alimentos a las personas con las que trabajan tanto en Nyumbani y en sus centros organizados como en Kibera, respectivamente. Todo esto se está haciendo con mucha precaución. Nuestros trabajadores de la salud están a la vanguardia ayudando con la información necesaria.

En India

En India, los centros sociales de la provincia intentan llegar a las personas más marginadas, que están sufriendo la peor parte de este bloqueo, mediante la distribución de alimentos. Los Rainbow Homes continúan cuidando a las 481 niñas que de otra manera estarán en las calles /suburbios de Calcuta. Nuestras hermanas de las comunidades apoyan activamente a estas hermanas que trabajan directamente con las niñas, dándoles clases o incluso ofreciéndose a vivir con algunas de las hermanas que estaban solas.

Desde el Centro Social Mary Ward de Calcuta, se están distribuyendo alimentos a las mujeres que se ven obligadas a recurrir a la prostitución en Sonagachi, y que ya antes de la pandemia tenían serias dificultades para alimentar a sus familias.

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad