Compartimos la declaración contra el racismo que nos llega desde la Oficina de JPIC de la Familia Mary Ward en Roma.

«La familia Mary Ward, la Congregación de Jesús (CJ) y el Instituto de la Bienaventurada Virgen María (IBVM) se unen en oración con las familias y amistades de las víctimas de asesinatos crueles y sin sentido.

Nos solidarizamos con todas aquellos personas que han alzado sus voces contra la injusticia perpetrada en diversos ataques por motivos raciales. Las muertes de George Floyd, 46 (Minneapolis, Minnesota); Ahmaud Arbery, de 25 años (Brunswick, Georgia) y Breonna Taylor, de 26 (Louisville, Kentucky) son un doloroso recordatorio de comportamientos y actitudes sin sentido e irresponsables en personas en las que se debe confiar para mantener la paz.

San Ireneo dice: «La Gloria de Dios es una persona humana completamente viva» y nosotros, la Familia Mary Ward, trabajamos para la Gloria de Dios y creemos que todas las vidas son sagradas, independientemente de su color, raza, credo, afiliación política, género o estatus social.

Nos comprometemos a orar constantemente:

• Por el consuelo y la justicia para todas las víctimas de discriminación racial, violencia e injusticia, y para sus familias.

• Por el fin del racismo y todas las injusticias que conlleva.

Identificar cualquier tendencia, consciente e inconsciente, en nosotros mismos que pueda promover el racismo.

• Para la inclusión de todas las personas. La Venerable Mary Ward, nuestra Fundadora, nos enseñó que «Dios es lo suficientemente rico para todos nosotros».

• Promover la dignidad de cada persona humana.»

Una manifestación del movimiento Black Lives Matters, en Estados Unidos. © Pexels
Share This