El 20 de mayo de 1521, San Ignacio de Loyola fue herido por una bala de cañón. Este fue un hecho que, aun pareciendo una terrible desgracia, cambió su vida para siempre y la de muchas personas hoy todavía, cinco siglos después. A raíz de esa herida, comenzó su conversión y 20 años más tarde fundó la Compañía de Jesús.

Del 20 de mayo de 2021 al 31 de julio de 2022, la compañía de Jesús celebra, junto a toda la familia ignaciana, la conversión de San Ignacio. Todas las personas están invitadas a celebrar el año ignaciano, a descubrir su rica espiritualidad.

El IBVM es una de las congregaciones religiosas con espiritualidad Ignaciana, tan relacionada con la espiritualidad de nuestra fundadora Mary Ward, a la que también se conoce como la Jesuíta. De hecho, la líder general del Instituto, Noelle Corscadden, Ibvm, aparece hablando en este breve video que se ha lanzado para celebrar el comienzo del año ignaciano. «Como mujeres de Mary Ward, como verdaderas seguidoras de Ignacio, es importante para nosotras, como mujeres en el mundo de hoy, poder compartir la espiritualidad de San Ignacio con las personas con las que trabajamos, con las que educamos, y con las personas amigas y colaboradoras nuestras en todo el mundo», afirma Noelle en el video, que apenas dura 10 minutos.

Se ha creado una página web para la ocasión: www.ignatius500.global

En ella se puede conocer muchas historias y ampliar la información sobre San Ignacio y sus valores.

A lo largo de todo este año podremos encontrar señales ignacianas por todas las redes sociales siguiendo la etiqueta #Ignatius500

Celebramos este año con gran alegría e invitamos a toda la gente a unirse a nosotras, para ser transformadas y renovadas, para ver cómo Dios actúa en nuestras vidas a través de lo cotidiano.

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad