Cuaresma 2016: Tercera Semana

Cuaresma – tercera semana – 2016
Convertirnos a la Paz

 

Misericordiae Vultus
nº 23 La misericordia posee un valor que sobrepasa los confines de la Iglesia. Ella nos relaciona con el judaísmo y el islam, que la consideran uno de los atributos más calificativos de Dios. Israel primero que todo recibió esta revelación, que permanece en la historia como el comienzo de una riqueza inconmensurable de ofrecer a la entera humanidad. Como hemos visto, las páginas del Antiguo Testamento están entretejidas de misericordia porque narran las obras que el Señor ha realizado en favor de su pueblo en los momentos más difíciles de su historia. El islam, por su parte, entre los nombres que le atribuye al Creador está el de Misericordioso y Clemente. Esta invocación aparece con frecuencia en los labios de los fieles musulmanes, que se sienten acompañados y sostenidos por la misericordia en su cotidiana debilidad. También ellos creen que nadie puede limitar la misericordia divina porque sus puertas están siempre abiertas.

Comprometer, avivar y fortalecer JPIC (Folleto generalato)paz webpaz web
La Paz es el resultado de la justicia y del amor, del respeto, el conocimiento y la acogida de otras creencias y formas de pensar. Los seres humanos nos encontramos en el amor y en el respeto hacia todo ser humano. Los prejuicios, el miedo y la desconfianza nos separan de la paz porque crean muros entre los seres humanos.

Paz y no –violencia: Recordamos tantos conflictos y guerras que hay en nuestro mundo. Deseamos ser personas pacificadas y no violentas que transmiten serenidad y reconciliación, deseamos crear lugares de respeto, donde se practica la honestidad, se promueve la justicia y se alimenta las relaciones justas. Pedimos por la paz entre personas de diferentes confesiones.


Crear respeto: Recordamos situaciones en las que no se respetan los derechos humanos, en las que podemos construir o ayudar a destruir la autoestima de una persona con nuestras acciones. Deseamos acoger a todo tipo de persona y ofrecerle nuestra cercanía. Pedimos para que se creen las condiciones necesarias para aceptar la dignidad básica del ser humano y dotar a todos de un lugar seguro especialmente los millones de personas refugiadas que pueblan nuestra tierra.

¿Me abandono confiadamente a la acción misericordiosa de Dios?
¿Qué puedo cambiar de mi estilo de vida?

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo