facebook Facebook  |  twitter Twitter  |  youtube YouTube  sobre web  Suscríbete a nuestro boletín 

Comentario del Evangelio desde la Espiritualidad de Mary Ward

Evangelio, 26 de junio

Lectura del santo evangelio según san Mateo (7,15-20): 

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuidado con los falsos profetas; se acercan con piel de oveja, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. A ver, ¿acaso se cosechan uvas de las zarzas o higos de los cardos? Los árboles sanos dan frutos buenos; los árboles dañados dan frutos malos. Un árbol sano no puede dar frutos malos, ni un árbol dañado dar frutos buenos. El árbol que no da fruto bueno se tala y se echa al fuego. Es decir, que por sus frutos los conoceréis.

 

Reflexión desde la Espiritualidad de Mary Ward

¡Cuántas veces en nuestra vida nos encontramos con personas que parecen ser una cosa y luego son lo contrario! La esencia de la persona, del propio ser humano, radica en su SER. En cómo afrontar las cosas que en nuestra vida se suceden. Muéstrate como eres y se como te muestras. Que la transparencia en nuestra vertiente externa sea, simplemente, la proyección que Dios hace en nuestro interior, en nuestro fuero interno. Así podremos ser tal y como nos mostramos. Mary Ward proyectó. Irradió fe y Dios allá por donde iba. Sus semillas se esparcieron y en algunos casos cayeron en terrenos complicados, pero con el paso del tiempo dichas semillas germinaron y a lo largo de cuatro siglos hemos ido recogiendo frutos. Frutos que muestran cómo somos y cómo nos mostramos. Seamos capaces pues de ser frutos reconocibles en este mundo, frutos del Reino de Dios que debemos seguir cultivando y cuidando.

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo