facebook Facebook  |  twitter Twitter  |  youtube YouTube  sobre web  Suscríbete a nuestro boletín 

Comentario del Evangelio desde la Espiritualidad de Mary Ward

Evangelio, 21 de junio

Lectura del santo evangelio según san Mateo (6,19-23): 

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No atesoréis tesoros en la tierra, donde la polilla y la carcoma los roen, donde los ladrones abren boquetes y los roban. Atesorad tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni carcoma que se los coman ni ladrones que abran boquetes y roben. Porque donde está tu tesoro allí está tu corazón. La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, tu cuerpo entero tendrá luz; si tu ojo está enfermo, tu cuerpo entero estará a oscuras. Y si la única luz que tienes está oscura, ¡cuánta será la oscuridad!».

 

Reflexión desde la Espiritualidad de Mary Ward

¿Por qué nos cuesta tanto entender esto? ¿Por qué nos empeñamos en atesorar, almacenar, comprar, consumir, acaparar y acumular cosas pensando que nos darán la felicidad? En muchos momentos de nuestra vida estamos en completa oscuridad, y la sociedad tampoco nos ayuda a encontrar luz. Es más urgente que nunca acudir a Jesucristo, para que nos ilumine y nos ayude a descubrir nuestro verdadero tesoro: Dios. Mary Ward tenía esto clarísimo, nada le ataba en la Tierra, y sólo buscaba la mayor Gloria de Dios a través de su peregrinar.

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo