Evangelio, 12-05-2014

Lectura del santo evangelio según san Juan (10,1-10):

En aquel tiempo, dijo Jesús: «Os aseguro que el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ése es ladrón y bandido, pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A éste le abre el guarda y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por su nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, camina delante de ellas y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños».
Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús: «Os aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos: pero las ovejas no los escucharon. Yo soy la puerta: quien entra por mí, se salvará, y podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estrago: yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante».

Comentario desde la Espiritualidad de Mary Ward:

Mary fue Pastora para sus amigas, para sus seguidoras. Siempre delante, siempre guiándolas, siempre protegiéndolas. Incluso cuando estuvo encarcelada, lejos de preocuparse por sí misma, su preocupación fue hacia sus "ovejas" e ideó la manera de poder seguir guiándolas a pesar de estar encarcelada. Las guio siempre, y nos sigue guiando hoy, al igual que Jesús, hacia los frescos pastos de Dios.

Espiritualidad de Mary Ward

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo