Evangelio, 26-04-2014

Lectura del santo evangelio según san Marcos (16,9-15):

Jesús, resucitado al amanecer del primer día de la semana, se apareció primero a María Magdalena, de la que había echado siete demonios. Ella fue a anunciárselo a sus compañeros, que estaban de duelo y llorando. Ellos, al oírle decir que estaba vivo y que lo había visto, no la creyeron. Después se apareció en figura de otro a dos de ellos que iban caminando a una finca. También ellos fueron a anunciarlo a los demás, pero no los creyeron. Por último, se apareció Jesús a los Once, cuando estaban a la mesa, y les echó en cara su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que lo habían visto resucitado. Y les dijo: «ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación».

 

Comentario desde la Espiritualidad de Mary Ward:

Jesús resucitado, el que vence a la muerte, da un paso más. Ante el miedo, la desconfianza y las dudas de sus seguidores, les insufla la fuerza necesaria para que vayan por el mundo entero y proclamen el Evangelio, la buena noticia. El legado de Mary Ward, su empresa, el deseo de Dios en su vida se vio materializado cuando sus compañeras fueron capaces de continuar con esta labor. Y al igual que los discípulos y las seguidoras de Mary Ward, a nosotros/as también se nos pide ser anunciadores del Reino de Dios; proclamar el amor incondicional del Padre y dar vida a su mensaje. ¿Somos verdaderos agentes de cambio para anunciar el Evangelio en los lugares y espacios en los que nos movemos? ¿Qué significa para mí "ir al mundo entero y proclamar el Evangelio"?.

Espiritualidad de Mary Ward

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo