El IBVM y la CJ han decidido dedicar el día 30 de cada mes a la causa de su unión, convirtiéndose en un único Instituto, como Mary Ward quería. Por este motivo, vamos a difundir cada día 30 del año una píldora de historia de este proceso, basándonos en el trabajo de investigación y compilación de Mary Wright, Ibvm de Australia.

La Fundación de la Rama Irlandesa I

F. Teresa Ball (1795-1860)F. Teresa Ball (1795-1860)En Irlanda, en aquellos tiempos de los años 20 del siglo XIX …

Ante la petición del Arzobispo Murray de Dublín, la Superiora de York, Mrs Coyney le respondió: “He consultado a nuestro Obispo… el cual está de acuerdo con que admitamos a la Srta Ball en nuestro santo instituto, con vista a que reciba aquí formación para ser la fundadora de una casa de la misma Orden en Dublín…”

 

 

 

 

Sin embargo, la comunidad no podía comprometerse en el envío de más hermanas, ni tampoco aportar ayuda financiera la nueva fundación…

Bar Convent de YorkBar Convent de York Loreto Abbey RathfarnhamLoreto Abbey Rathfarnham

Era la ‘misma Orden’ fundada por Mary Ward, pero en Irlanda

De este modo, Frances Teresa Ball, nacida en Dublín en 1794, y antigua alumna del colegio del IBVM en el Bar Convent de York, fundó la Rama Irlandesa del Instituto en 1822.

Había vivido en esa comunidad durante siete antes de partir para Dublín en 1821. La acompañaban dos novicias, Ignatia Arthur y Baptist Therry.

En noviembre de 1822 se trasladaron a Rathfarnham House, que entonces necesitaba mucha reparación… Al ser tres, decidieron dar a la Casa el nombre de Loreto en recuerdo de la ciudad italiana donde según la tradición, la casa de la Sagrada Familia de Nazaret había sido milagrosamente transportada. Es esta circunstancia la que explica el nombre de “Hermanas de Loreto” que la Rama Irlandesa recibe y por el que son reconocidas popularmente en todas sus fundaciones (excepto en España y Perú).

Al año siguiente, 1823, abrieron un internado y un colegio nacional, gratuito para las niñas de la localidad. Este colegio de Primaria existe actualmente.

Ni que decir tiene, que igual que el Bar Convent, la fundación irlandesa estaba bajo la jurisdicción del Obispo local.

Tuvieron gran éxito y florecieron muchas vocaciones, tanto que M Teresa tuvo que fundar nuevas casas. En 1833 recibió una invitación del Obispo de Navan, la segunda comunidad.

Sin embargo, no dejaron de haber dificultades desde el principio: de tipo económico, de clarificación sobre ‘quién tenía la autoridad’, de falta de comunicación con las nuevas fundaciones que salían de Rathfarnham (de hecho, esta primera de Navan pronto se ‘desgajó’ de Rathfarnham en 1833, y quedó bajo la autoridad del Obispo local del condado de Meath. Otras dos comunidades se separaron también: Fermoy (1853) y Omagh (1855)

Estas fundaciones ‘independientes’ se deben a la jurisdicción episcopal de entonces y a que el Derecho Canónico de la época no era muy claro con respecto a las relaciones ente las casas de diócesis distintas. (Tras el Concilio Vaticano II se produjo la vuelta de estas comunidades y de sus filiales a Rathfarnham)

Cuando Mother Teresa Ball muere en 1860 había abierto 37 conventos y colegios en Irlanda.

En la siguiente ‘píldora’ hablaremos de su gran espíritu misionero por el envío de hermanas a otros países.

 

 

 

 

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo