El IBVM y la CJ han decidido dedicar el día 30 de cada mes a la causa de su unión, convirtiéndose en un único Instituto, como Mary Ward quería. Por este motivo, vamos a difundir cada día 30 del año una píldora de historia de este proceso, basándonos en el trabajo de investigación y compilación de Mary Wright, Ibvm de Australia.

El Instituto de Mary Ward – lucha por la unión – siglo XVIII

Durante el siglo XVIII el Instituto experimentó una gran expansión, especialmente en Austria St. Polten, y en el sur de Alemania (Mainz, etc.)

Aquí se aprecia la importancia del Imperio austro-húngaro, el Imperio Alemán, (especialmente el electorado de Baviera) los Estados Pontificios, el Imperio español, etc. Es decir, la situación política del XVIII difiere mucho de la Europa actual.

Durante este tiempo de expansión del Instituto, las diferentes Superioras de cada lugar, aunque se consideraban pertenecientes a un único Instituto, experimentaban las presiones no sólo de los obispos locales sino de los gobernantes de los países donde se ubicaban.

Las Superioras querían mantener el espíritu de Mary Ward y una superiora central, pero los obispos se oponían y creaban grandes dificultades.

Durante el siglo XVIII en el periodo del Despotismo Ilustrado los reyes y gobernantes también pretendían controlar a las Órdenes religiosas y llegaron a suprimir algunas como la Compañía de Jesús en 1773.

La Secularización supuso el control y el cierre de Casas religiosas. Muchas fueron suprimidas, excepto algunas, la más importante la de Augsburgo.

La Superiora Principal, residente en Múnich no fue reemplazada por otra, después de su muerte.

Las casas cerradas en este periodo fueron:

La Sociedad de Jesús, cerrada en 1773

La de Paradeiserhaus de Múnich, en 1809

La de Mindelheim, en 1809

La de Altötting, en 1809

La de Burghausen, en 1816

Quedaron abiertas:

La de Augsburgo

La de San Pölten, separada de Baviera

La de Mainz (Maguncia), separada de Baviera

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo