El IBVM y la CJ han decidido dedicar el día 30 de cada mes a la causa de su unión, convirtiéndose en un único Instituto, como Mary Ward quería. Por este motivo, vamos a difundir cada día 30 del año una píldora de historia de este proceso, basándonos en el trabajo de investigación y compilación de Mary Wright, Ibvm de Australia.

Restauración del Instituto y la iglesia al entrar en el S XIX

El periodo de la secularización no duró mucho.

Después de la revolución francesa y de las guerras napoleónicas, los Institutos, casas y ministerios religiosos volvieron a ir abriendo poco a poco.

La Compañía de Jesús fue restaurada en 1814.

La comunidad de Múnich también fue restaurada.

Sin embargo, la Paradeiserhaus ha sido tomada por el gobierno y utilizada para otros propósitos. Por eso, el gobierno dio al Instituto un ala del palacio real de verano de Nymphenburg.

Nymphenburg Royal Summer PalaceNymphenburg Royal Summer Palace

Se nombró una nueva superiora general en Roma. Y el Instituto había sido restaurado completamente para 1835.

Al mismo tiempo, otros acontecimientos estaban teniendo lugar en York.

La superiora de Bar Convent terminó su mandato y hubo unas elecciones en la casa. Se eligió a una superiora y era necesaria la confirmación por parte de la superiora general de Baviera. Pero ésta ya no vivía, y no había a quién solicitarle eso, por eso, el obispo local insistió en que la casa de York accediese a estar bajo su jurisdicción y se separase de Alemania.

Leer más: Restauración del Instituto...

El Instituto de Mary Ward – lucha por la unión – siglo XVIII

Durante el siglo XVIII el Instituto experimentó una gran expansión, especialmente en Austria St. Polten, y en el sur de Alemania (Mainz, etc.)

Aquí se aprecia la importancia del Imperio austro-húngaro, el Imperio Alemán, (especialmente el electorado de Baviera) los Estados Pontificios, el Imperio español, etc. Es decir, la situación política del XVIII difiere mucho de la Europa actual.

Durante este tiempo de expansión del Instituto, las diferentes Superioras de cada lugar, aunque se consideraban pertenecientes a un único Instituto, experimentaban las presiones no sólo de los obispos locales sino de los gobernantes de los países donde se ubicaban.

Las Superioras querían mantener el espíritu de Mary Ward y una superiora central, pero los obispos se oponían y creaban grandes dificultades.

Leer más: El Instituto de Mary Ward –...

El Instituto de Mary Ward

Mary Ward mirando hacia EuropaMary Ward mirando hacia EuropaEsta no es la historia de las provincias. Esta es la historia de todas las partes diferentes e independientes del Instituto de Mary Ward y su evolución.

Cuando Mary Ward murió, había cuatro comunidades del Instituto que conocemos hoy. La principal estaba en Múnich, había otra comunidad en Yorkshire, con Mary Ward cuando murió, había una pequeña comunidad en Londres y también otra pequeña en Roma.

La placa que se puede ver en la imagen del final está en el colegio inglés, menciona a Barbara Ward, Elizabeth Cotton, Barbara Babthorpe y Catherine Dawson, que están enterradas en este colegio en Roma. También se puede ver la imagen de la sepultura de Mary Ward, en Yorkshire.

¿Qué quería Mary Ward para su Instituto?

Lo que la fundadora quería para su Instituto es que fuese uno y no partes separadas, independientes unas de otras; con una superiora general; libres de la jurisdicción del obispo de la diócesis; libres de la obligación del claustro; centradas en la misión; y flexibles para responder a las necesidades del momento.

Esto era una petición muy radical para aquel momento histórico, que, como sabemos, ocasionó, por supuesto, la supresión del Instituto.

Sin embargo, estas comunidades sobrevivieron.

La comunidad de Múnich continuó y la superiora general, Barbara Bapthorpe, vivía allí.

Leer más: El Instituto de Mary Ward

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo