facebook Facebook  |  twitter Twitter  |  youtube YouTube  sobre web  Suscríbete a nuestro boletín 

Bucearás en tu propia tradición espiritual

Continuamos trabajando en torno a la campaña Si cuidas el planeta, combates la pobreza de 'Enlázate por la Justicia'. En este mes de noviembre reflexionamos en torno a el octavo punto del Decálogo Verde: "Bucearás en tu propia tradición espiritual".



Todas las tradiciones espirituales hacen referencia a la necesidad que tenemos los seres humanos de ir al encuentro de la paz, de alcanzar el equilibrio y de obtener la armonía que parece perderse entre las prisas, la vio-lencia o la injusticia que nos rodea. Desde los orígenes de la humanidad, las personas hemos mostrado nuestra capacidad para trascender lo puramente material, como demuestran los pueblos indígenas, auténticos maestros en su relación de cuidado y respeto con la naturaleza. Las organizaciones católicas que conforman esta alianza centran el ejemplo de esa espiritualidad en Jesús de Nazaret y recuerdan, justo en estos meses en los que se vivirá el Adviento y la Navidad, la importancia de un encuentro personal con Él.

No se trata de hablar tanto de ideas, sino sobre todo de las motivaciones que surgen de la espiritualidad para alimentar una pasión por el cuidado del mundo. (LS, 216)



El pasado 1 de septiembre se celebró la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación en la que el papa Francisco, junto al patriarca Ecuménico Bartolomé, han publicado un mensaje conjunto. El Santo Padre aborda los principales problemas sobre la relación del ser humano con sus semejantes y con la naturaleza. Nos dice que para hacer frente a la degradación del ambiente, al agotamiento de las reservas naturales y a los perniciosos efectos de la contaminación ambiental es ineludible una respuesta decidida y urgente de creyentes y no creyentes.

¿Y yo, qué puedo hacer?

Te proponemos diez acciones que te permitirán adentrarte en tu propia espiritualidad. Puedes encontrar cada una de ellas más detalladas, aquí.


1.- Encuentra tiempo en tu día a día para la meditación y la relajación.
2.-Párate, escucha, siente y vive la aventura del silencio.
3.- Observa, enriquécete y admira el entorno.
4.-Aprende a valorar lo cotidiano.
5.-Trabaja la empatía.
6.-Desacelera tu ritmo de vida
7.-Toma partido por las personas más vulnerables del planeta.
8.-Profundiza en nuestra tradición cristiana.
9.-Al acabar el día, haz un pequeño repaso de lo acontecido.
10.-Participa en la celebración de la Eucaristía los domingos con tu comunidad, desde el silencio buscado y encontrado en la oración y en la meditación, como expresión profunda de tu fe y de tu espiritualidad en la tradición de la Iglesia.

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo