facebook Facebook  |  twitter Twitter  |  youtube YouTube  sobre web  Suscríbete a nuestro boletín 

Por una conversión personal, eclesial y comunitaria

En mayo llegamos al quinto punto del decálogo de acciones que propone la campaña Si cuidas el planeta, combates la pobreza de ‘Enlázate por la Justicia’.

1) Apoyarás la causa de los pobres (sept.-oct 2016).

2) Redescubrirás el valor de la simplicidad en tu propia vida (nov –dic 2016).

3) Valorarás la importancia de tus comportamientos cotidianos (enero-febrero 2017).

4) Apreciarás la diversidad de nuestro mundo. (marzo-abril 2017)

5) Animarás una conversión personal, eclesial y comunitaria.

6) Impulsarás las decisiones necesarias, aunque sean costosas.

7) No supeditarás tu acción a los intereses económicos.

8) Bucearás en tu propia tradición espiritual.

9) Asumirás los consensos científicos.

10) Superarás el paradigma tecnocrático.

 

Al formar parte de esta campaña, llevamos casi un año reflexionando sobre nuestra vida, nuestro modo de vivirla con respecto a quienes nos rodean y con la casa común. Antes de seguir adelante con los cinco puntos que nos quedan, queremos detenernos en la necesidad de una conversión personal, comunitaria y eclesial, si pretendemos poner en práctica un nuevo estilo de vida más atento a las necesidades de las demás personas y del planeta.

En la encíclica Laudato si', el papa Francisco nos invita a una conversión ecológica: "Quiero proponer a los cristianos algunas líneas de espiritualidad ecológica que nacen de las convicciones de nuestra fe, porque lo que el Evangelio nos enseña tiene consecuencias en nuestra forma de pensar, sentir y vivir. No se trata de hablar tanto de ideas, sino sobre todo de las motivaciones que surgen de la espiritualidad para alimentar una pasión por el cuidado del mundo" (LS 216).

Esa conversión debe trascender nuestra propia persona, alcanzar a toda la comunidad y a la Iglesia. La conversión comunitaria significa hacer de forma conjunta el recorrido hacia el encuentro con Jesús, el crecimiento en sencillez, esperanza y espíritu de servicio. Los frutos de esta conversión comunitaria serán la acogida, el respeto por los demás y por la naturaleza, con sus ritmos y necesidades, la construcción de unas sociedades donde se respire la cordialidad, la inclusión y la defensa de los derechos humanos.

En este mes en que empieza la temporada de celebraciones (comuniones, confirmaciones, bodas…) recomendamos leer “Cómo celebrar los sacramentos a la luz de la Laudato Si”, para ayudarnos a reflexionar sobre cómo preparar las celebraciones de una forma coherente con nuestra fe, de forma responsable, consciente y solidaria.

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo