Contra la discriminación femenina

La Convención para la Eliminación de la Discriminación contra las Mujeres, creada en 1982, exige a los Estados que forman parte del tratado que tomen todas las medidas apropiadas, incluyendo la legislación, para suprimir todas las formas de tráfico, explotación y prostitución de mujeres.

 

Nos cuenta el trabajo llevado a cabo por esta Convención Anne Kelly, desde Naciones Unidas:

"Mucho del trabajo de Naciones Unidas es de naturaleza "aspiracional", consistente en declaraciones y resoluciones que tienen como fin persuadir a los líderes políticos para que trabajen juntos para crear un mundo más justo y seguro. Así, los documentos motivacionales, animando a los líderes para alinear sus intereses nacionales con objetivos internacionales por el bien de todos, pueden servir para contribuir a su propósito. Sin embargo, hay también tratados como el CEDAW (La Convención para la Eliminación de la Discriminación contra las Mujeres), que impone obligaciones y mecanismos públicos de supervisión, que tienen unos dientes mucho más afilados que una simple declaración.
Creado hace 30 años, en 1982, para "enfatizar la especificidad de la discriminación contra las mujeres y la necesidad de dar una mayor prominencia a la promoción y protección de los derechos humanos de las mujeres", la Convención tiene una aceptación casi universal, habiendo sido firmado por 187 de los 193 miembros de Naciones Unidas.
En las dos últimas semanas, he sido testigo del trabajo del CEDAW, ya que un grupo de países ha presentado sus informes. Los expertos de CEDAW y varias ONGs han tenido numerosas oportunidades para comentar sobre estos informes, hacer preguntas, pedir evidencias adicionales y atraer a los representantes de cada país en un diálogo constructivo. Al final del proceso, la CEDAW publicará sus análisis sobre cómo cada país está cumpliendo con lo que exige la convención, las lagunas que quedan por llenar y un margen de tiempo para la implementación de la acción apropiada.
En este momento de análisis de los informes, CEDAW está prestando una atención especial a los siguientes aspectos de la discriminación: mujeres en situaciones de conflicto y post conflicto; prácticas perniciosas; acceso a la justicia; asilo y refugiadas por desastres naturales; injusticias vividas por la mujer rural y tráfico de seres humanos.

En los pasados meses, he estado trabajando, junto a un buen número de colegas, en el establecimiento de un comité de ONGS para coordinar los esfuerzos para combatir el tráfico de personas, centrándonos en las maneras en las que podemos contribuir a esta lucha utilizando los protocolos y tratados de Naciones Unidas como herramientas. Por ejemplo, hemos trabajado en un buen número de iniciativas para atraer la atención al creciente resto de explotación de mujeres y niños/as que suponen los eventos de alto nivel mundial, como las Olimpiadas de Londres. Estoy segura de que muchos de vosotros/as habéis estado haciendo lo mismo a nivel local.
Conseguir el mayor apoyo para el concepto "prácticas de negocio éticas" es otro tipo de colaboración alrededor del tema de la discriminación. Los miembros de "Christian Brothers Investment Services" (muy conocidos par nuestras comunidades en Estados Unidos), han realizado una gran labor de lobby en California que ha conseguido la instauración de una nueva ley que obliga a las fábricas y vendedores al pormenor, a que expliciten en sus webs corporativas, sus esfuerzos par eliminar la mano de obra infantil y el tráfico de personas en sus cadenas de creación.
Parece que un mundo más justo y más seguro se podrá alcanzar sólo paso a paso, a través de gente normal haciendo las cosas normales. Ojalá los esfuerzos de aquellos que continúan trabajando sin descanso, año tras año, para eliminar todas las formas de discriminación, en particular aquella contra mujeres y niños, nos sigan inspirando para seguir luchando".

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo