Mary Ward nos legó la espiritualidad de una mujer profunda e íntimamente ligada a Dios. Las personas que la seguimos deseamos imitar sus pasos y “encontrar a Dios en todas las cosas” cada día. Hoy, continuamos reflexionando a la luz de esa espiritualidad sobre el mundo en que vivimos y cómo vivimos en él.

La gran familia de Mary Ward hoy no se compone solamente de miembros del instituto o congregación que ella fundó, el IBVM y la CJ, sino que es mucho más amplia. Consta también de hombres y mujeres que buscan iluminar su camino de cada día con la luz de la espiritualidad y el ejemplo de Mary Ward.

Gracias a todas y todos los voluntarios y colaboradores de esta gran familia, podemos ofrecer aquí una serie de aportaciones y reflexiones que es amplia, diversa, plural y versátil, como el grupo de personas que lo lleva a cabo.

Para este curso 2018/2019 tomaremos pensamientos de grandes mujeres de la historia que han hecho avanzar y crecer a la humanidad y reflexionaremos sobre estas ideas a la luz de la espiritualidad de Mary Ward, tal y como la sentimos cada uno y cada una de nosotras, que somos únicas y diferentes.

 

botn suscripcin

 

Elfriede Jelinek

Me da alegría pensar en Elfriede su lucha por los derechos sociales, por su defensa de la Mujer, su postura valiente ante los Nazis. Valores que me recuerdan hoy y siempre a Mary Ward, que entre los años 1615 y 1617 tiene unas palabras que luchan contra la hipocresía y la mentira: “¡Amad la verdad, ¿Quién puede amar la mentira? Y todas las cosas que no se corresponden con lo que de verdad son, son mentira”. “¿Quién puede amar una criatura o un amigo que no es lo que parece ser?” “La verdad está solamente en Dios, no en la dependencia de un director espiritual o de cualquier otra criatura humana”.

Este “Hay que pensar más y hablar menos” me anima a rebuscar entre los escritos de Mary, a ver qué hizo ella para realizar la gran obra de educar a las mujeres fuera de la Clausura.

“Después de mi salida me sobrevinieron desaprobaciones y duros juicios por parte de muchos, e insultos de quienes poco antes no sabían cómo alabarme ¡pobre de mí!” … “mi sufrimiento era grande, pero se podía soportar, porque Aquel que cargaba mis espaldas con la Cruz llevaba también el peso”.

No he encontrado entre sus escritos palabras de rencor, gritos en su lucha, sí he encontrado sin embargo reflexión, escucha, y en el silencio, pensar… ¡y actuar! ¿Qué “grandes hazañas” se nos pide en el 2019 a realizar entre los más “pequeños”?

#ElfriedeJelinek #PremioNobel #Literatura #Austria #MaryWard #EspiritualidadMaryWard #GrandesMujeres #MujeresMaryWard #IBVM #Libertad #Feminismo #Igualdad #Justicia

Nuestra espiritualidad

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo