Somos una comunidad religiosa inspirada por Mary Ward y queremos vivir nuestra Espiritualidad y compartirla con las personas con las que convivimos y trabajamos

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Noticias del Instituto

En recuerdo de nuestra hermana Carmela

 

"Ayudar a la gente, la unión en todos los sentidos. Que hubiera más vocaciones y hacer bien lo que tenemos que hacer". Así definía Carmela Macías Orden los sueños e ideales de su vida durante una entrevista con Victoria Lassaletta con motivo de la publicación de Pequeñas Historias, el libro en el que se recoge la biografía de las religiosas del Instituto.

Hoy es un día triste para el IBVM por la muerte de Carmela Macías, religiosa del Instituto, que falleció ayer, 7 de octubre, a los 83 años de edad.

Nos queda la alegría de saber que durante toda su vida llevó a cabo su ideal, trabajando siempre por los demás, ya fuera en la enfermería de la comunidad, en la sacristía o en la cocina de los diversos colegios del Instituto.

Nacida en Salteras, un bonito pueblo de Sevilla con gran devoción a la Virgen de la Oliva, Carmela entró muy joven en el Instituto. Con 19 años, en septiembre de 1952, comenzó en el noviciado. Así recordaba sus inicios:
"En mi familia había una buena base de Fe y yo participé en la Catequesis. Mi hermana Emilia estaba casada con José Valverde que cuidaba la Huerta de las monjas en Castilleja, y al enfermar mi hermana, me fui a cuidarla y hacerme responsable de los niños/as... M. Encarnación me pidió que le ayudara en los comedores y allí me impresionaron los testimonios de M. Urbana, M. Charlotte, enfermera de las niñas, y el servicio y silencio de S. Roca, que murió muy joven... M. Ignatius Lerdo de Tejada me dio el testimonio por su bondad".

En este ambiente, entró al Instituto "por amor a Dios", y aunque encontró algunas dificultades, "como aceptar el nombre de Nicholas al principio", nunca dudó de su vocación, "que fue una gracia de Dios". (...)

En su anillo llevaba escrito "Señor, Tú sabes que te amo y sabes que te quiero"; y a las nuevas generaciones les dejó este mensaje:"pensadlo, no entréis por una persona, sino por amor a Dios".

 

Hoy Carmela nos dice adios pero seguirá siempre muy presente en nuestras vidas y nuestro recuerdo. Descanse en Paz.

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo