Somos una comunidad religiosa inspirada por Mary Ward y queremos vivir nuestra Espiritualidad y compartirla con las personas con las que convivimos y trabajamos

 

facebook Facebook  |  twitter Twitter  |  youtube YouTube   Flickr 

| sobre web  Suscríbete a nuestro boletín  

 

Noticias del Instituto

La unidad puede florecer en medio de la diferencia

Hoy es el octavo y último día de la semana de Mary Ward. Las religiosas de las dos casas de Manila reflexionan sobre el futuro: la diferencia y la unidad, en el amor.

 

Mary Ward tienen dos casas en Manila. Una inaugurada a finales de 2013, es la Casa de Estudios Mary Ward, alquilada conjuntamente por la CJ y el IBVM/Loreto. La otra, que empezó a finales de 2015, es el noviciado de la provincia del IBVM/Loreto de Australia y Sudeste Asiático. Allí novicias de Vietnam, Australia, Canadá y Bangladesh son acompañadas en su camino por parte de formadoras de Australia y de la India.

A la Casa Mary Ward vienen hermanas desde Corea, China y ahora de los EEUU para estudiar durante cuatro años. Hermanas vietnamitas, australianas y coreanas han aprovechado la ventaja de una variedad de cursos más breves y han estado durante un período de entre dos a seis semanas. Hermanas de la India, Australia, Vietnam, Mauricio y España que estudian en EAPI, y una del RU han sido huéspedes para asistir a celebraciones importantes. Hemos recibido visitas desde el Generalato y organizado una reunión internacional del IBVM. Dos "personas mayores", CJ e IBVM, son el punto fijo en esta escena cambiante. Una hermana coreana dirige un centro de aprendizaje para niños y niñas pobres locales, manteniéndonos al tanto de las personas marginadas. Dos 'Balik-bayans' (repatriadas Filipinas), una de la provincia australiana y otra actualmente novicia de Canadá, nos han ayudado a conocer más sobre nuestra nación anfitriona, pero tenemos muchas carencias, o cojeamos bastante, aún con respecto a la inculturación filipina.

 

¿Qué nos ha enseñado el vivir "la unidad que nos impulsa a ir más allá de las fronteras"? Se han ampliado horizontes: somos más conscientes de los acontecimientos mundiales, especialmente para las hermanas de Corea y China, donde el idioma y la distancia han dificultado la conexión con el resto del mundo. Se cuestionan las cosas que se habían asumido al vivir en medio de la diferencia y el cambio. Las mujeres jóvenes de culturas en las que se otorga un estatus privilegiado a las líderes del pasado, notan una comprensión diferente del liderazgo. Las hermanas de culturas seculares han sido movidas por la profunda simplicidad religiosa de aquellas que provienen de culturas que recurren a más tradiciones de oración.

Cuando algunas llevan hábito y otras visten ropa seglar se dan frecuentes debates sobre por qué y cómo se produjo el cambio en la vida religiosa occidental, o por qué no se produjeron cambios en otras culturas. Tener en cuenta los antecedentes sobre estos temas ayuda a disminuir juicios y prejuicios. Vivir cerca de un noviciado que se forma de una manera menos tradicional fomenta la reflexión sobre lo esencial. ¿Qué favorecerá el crecimiento personal en libertad, justicia e integridad y qué es esencial para profundizar en el seguimiento de Jesús en el círculo de amigas y amigos de Mary Ward?

La unidad puede florecer en medio de la diferencia cuando compartimos profundas raíces espirituales. Comer juntas, arreglarnos con kim chi y palitos de carne, o un asado, usar cuchillo y tenedor, nos une de muchas maneras. Discusiones más profundas sobre los Evangelios o Mary Ward, compartir historias personales, obtener ayuda con las tareas en este idioma extranjero y las interacciones semanales con quienes viven en el noviciado están en la base de esto. Las amistades y el tener un objetivo - desear que esta unión funcione - nos han permitido aceptar algunas cosas que nos resultan aburridas y hablar sobre asuntos difíciles que debemos abordar, para poder seguir avanzando hacia esta meta.

“Communio” en el corazón de Dios – la diferencia y la unidad, en el amor – adquiere una significación vivida.

Bosco Lee CJ y Christine Burke IBVM (Manila)


 

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo