Somos una comunidad religiosa inspirada por Mary Ward y queremos vivir nuestra Espiritualidad y compartirla con las personas con las que convivimos y trabajamos

 

facebook Facebook  |  twitter Twitter  |  youtube YouTube  sobre web  Suscríbete a nuestro boletín 

Noticias del Instituto

Tres hermanas del IBVM galardonadas a nivel internacional en unos meses

El año 2017 ha sido un año de reconocimientos para el IBVM. En junio de 2017, la hermana Mary Owens fue galardonada por su labor en Kenia. En julio de este mismo año, la hermana Patricia Mc Laughlin recibió la más alta distinción del Ministerio de Educación de Perú, y en septiembre, la labor de la hermana Orla Treacy en Sudán del Sur fue premiada en su Irlanda natal.

 Mary Owens, condecorada en Kenia

Mary Owens enseña el premio a algunos niños de NyumbaniMary Owens enseña el premio a algunos niños de NyumbaniLa hermana Mary Owens, Ibvm, fue galardonada el pasado mes de junio por el Ministerio de Salud en Kenia por su continuo servicio y dedicación al Programa de Terapia Anti-Retroviral (ART) del país. Mary Owens es la directora del hogar infantil Nyumbani, una comunidad que apoya y cuida tanto a los huérfanos como a los ancianos infectados o afectados por el VIH / SIDA en Kenia. El centro Nyumbani se encuentra en Kitui, una localidad que está a tres horas y media en coche hacia el este, desde la capital, Nairobi.

La hermana Mary fue reconocida por el programa que dirige proporcionando atención, tratamiento y apoyo de calidad a las personas infectadas o afectadas por el VIH y forma parte del Programa Nacional de Control del SIDA y las ITS del Ministerio de Salud.

Más de 200.000 niños menores de 14 años están infectados con el SIDA y se estima que 1,1 millones de niños han quedado huérfanos debido al SIDA en Kenia.

Sr Mary, nativa de Dublín, llegó a Kenia en 1969. Junto con un sacerdote jesuita estadounidense, el padre Angelo D'Agostino, estableció Nyumbani Children's Home en una casa alquilada en Westlands, Nairobi en 1992, porque los orfanatos de Kenia estaban rechazando a los bebés con VIH / SIDA. Al principio pretendían atender en la aldea a 1.000 niños y 100 Susus o abuelos, las dos generaciones dejadas atrás por la epidemia del VIH / SIDA, pero hoy, bajo el liderazgo de la hermana Mary Owens, el programa asiste a más de 4.000 niños.

Nyumbani - que significa casa en swahili - incluye cuatro cabañas y un dormitorio, clínica médica, farmacia, centro juvenil, centro comunitario, parque infantil, biblioteca, centro de informática, cocina, lavandería, granja con cerdos y aves de corral, suministro de agua y un invernadero. En cada una de las cabañas hay una familia sustituta con 14 hijos y un padre de la casa, por lo general un abuelo. El compañerismo intergeneracional, una educación de calidad y la asesoría profesional post-graduación ayudan a asegurar la reintegración exitosa en sus propias familias, comunidades o vida independiente.

Nyumbani incluye el programa de Compromiso ‘Lea Toto’ -criar a un niño en swahili- que ayuda a los niños VIH-positivos, a las familias y comunidad en general. Tiene un laboratorio de diagnóstico, que es subvencionado por una organización irlandesa, Misean Cara. Este equipo de alta tecnología permite un diagnóstico y una prueba de VIH / SIDA más rápidos y precisos.

Nyumbani ha crecido hasta convertirse en una comunidad ambientalmente sostenible y económicamente autosuficiente bajo la guía experta de la Hermana Mary, que en alguna ocasión ha declarado: "En primer lugar, ayudamos porque es justo ayudar a los más necesitados. Estamos unidos por algo más que por la globalización. Estamos unidos por una humanidad compartida. El destino de los demás es un asunto que nos preocupa. De esta humanidad compartida viene una responsabilidad para aquellos que están en gran necesidad más allá de las fronteras de nuestro propio estado".

Patricia McLaughin, reconocida en Perú

Patricia Mc Laughlin, segunda por la derechaPatricia Mc Laughlin, segunda por la derechaEn julio de este año, Patricia McLaughlin, Ibvm, directora del colegio Fe y Alegría 58 Mary Ward, de Jicamarca, Perú, fue condecorada con las Palmas Magisteriales 2’17 en el grado Amauta. Este es el máximo galardón que otorga el estado peruano a docentes y/o profesionales que con su trabajo contribuyen al desarrollo de la educación.

Patricia, natural de Loughgeil, Irlanda del Norte, trabajó durante 13 años en diversas escuelas privadas en Gibraltar antes de llegar a Perú en 2001. Allí, con poco conocimiento del idioma, Patricia llegó para dirigir el colegio Fe y Alegría 58, que se acababa de crear en una de las zonas más pobres de Lima. “Nunca en mi vida había visto tanta pobreza”, recuerda Patricia de aquellos días. “Pero era lo que yo quería, trabajar por los más necesitados”.

16 años después, ese colegio, que empezó con apenas 120 estudiantes y tres aulas “sin puertas ni ventanas”, hoy alberga a casi 1000 niñas y niños y es considerado uno de los de mayor comprensión lectora del país –con estudiantes que leen más de 300 libros al año-, llegando a obtener diversos reconocimientos como el primer puesto en la Evaluación censal 2012 o el premio La Buena Escuela 2013.

“Si ayudo a un niño, mi trabajo está justificado”, suele repetir Patricia, quien recibió las Palmas Magistrales 2017 en una ceremonia que distinguió a un total de 17 educadores, entre ellos el ex viceministro de Educación, y profesor de Fe y Alegría, Ide Vexler.

Orla Treacy, premiada en Irlanda

Orla Treacy con chicas del colegio de Rumbek. Foto de Paul JeffreysOrla Treacy con chicas del colegio de Rumbek. Foto de Paul JeffreysPor último, el pasado mes de septiembre, la hermana Orla Treacy.Ibvm, fue condecorada en su Irlanda natal con el premio Hugh O’Flaherty International Humanitarian 2017.

El galardón le será entregado el 4 de noviembre de 2017 por el alcalde de Killarney, en una ceremonia celebrada en la misma localidad del condado de Kerry.

Orla es conocida y apreciada en su región de origen por ser la hija del antiguo secretario del Condado de Kerry. Los medios locales se hacen eco del premio y recuerdan los orígenes de la hermana del IBVM así como su vocación y trabajo actual en Rumbek, Sudán del Sur.

Nacida en 1973 en Bray, condado de Wicklow, la familia de Orla se trasladó a Tralee, donde su padre, Blaise Treacy, ocupó el puesto de Secretario del Condado de Kerry.

Después de pasar un verano en India con las Loreto Sisters, conocidas en España como las Irlandesas, Orla decidió ingresar en el IBVM a la edad de 24 años.

Los últimos 11 años los ha pasado en Sudán, allí ha vivido la secesión de la región del sur donde tenían la misión ella y otras hermanas del IBVM. Desde 2011 viven en el mismo lugar, pero administrativamente en un nuevo estado, Sudán del Sur, uno de los más frágiles e inestables del mundo. Orla es la directora de la Escuela de Secundaria de Loreto en Rumbek, capital del estado de Lakes, en la que estudian más de 500 jóvenes.

El presidente del Comité del Memorial de Hugh O’Flaherty, declaró a los medios locales que Orla posee y hace gala de la valentía y el compromiso humanitario que se asocia a los receptores de esta distinción. “A una edad temprana y con un futuro brillante ante sí en Irlanda, ella decidió dedicar su vida a los más necesitados en lo que ya era entonces prácticamente una zona de guerra”, agregó el presidente del Comité.

Recordemos que Hugh O’Flaherty fue un sacerdote católico natural del condado de Kerry, que salvó la vida de miles de judíos y soldados aliados durante la II Guerra Mundial, en la ciudad del Vaticano. Esto le valió el apodo de “Pimpinela del Vaticano”. Su vida fue inmortalizada en la película The Scarlet and the black. Este es el décimo año que se conmemora al sacerdote con un premio que lleva su nombre.

Por su parte Orla Treacy, contactada por los medios locales irlandeses tras conocerse la concesión del premio, declaró “me siento realmente honrada por recibir este premio, y en nombre de las hermanas de Loreto y todo nuestro personal en Rumbek, acepto gentilmente este honor”.

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo